5 ejercicios de terapia de pareja

¿Sientes que hay algo que no acaba de funcionar en tu relación sentimental? La convivencia, la rutina y, en no pocas ocasiones, una mala gestión de las expectativas suelen pasar factura. No te resignes, la terapia de pareja funciona. Pero, si antes de tomar esta decisión, queréis intentarlo por vuestra cuenta, estos ejercicios os servirán de apoyo y orientación.

 

Ejercicios de terapia de pareja


Las relaciones de pareja son dinámicas por definición, igual que lo somos los seres humanos. Esto quiere decir que van evolucionando, que atraviesan crisis y momentos álgidos, que se ven alteradas por cambios o imprevistos externos. Además, no olvidemos que intervienen dos personas, cada una de ellas con su personalidad y conflictos internos propios. Y, tampoco podemos obviarlo, en ocasiones se terminan.

 

La terapia de pareja sirve para afrontar todas estas circunstancias, incluida la aceptación de una ruptura. Afortunadamente, cada día está más normalizado el hecho de recurrir a los profesionales de la psicología para recibir ayuda en este tipo de situaciones.

 

Te proponemos que conozcas mejor lo que hacemos en nuestras consultas de terapia, como una forma de acercamiento o para que pierdas ese temor ante algo que desconoces. Estos ejercicios, además, podéis practicarlos por vuestra cuenta, a modo de primer paso. Algunos son eficaces para resolver ese distanciamiento y malestar genérico. Otros los hemos enfocado a problemas muy concretos, que se suelen dar con relativa frecuencia.

 

1. ¡Tiempo fuera!


¿A quién no le gusta algún tipo de deporte? O, por lo menos, está familiarizado con la terminología y la normativa que regula su práctica. Sea como sea, nos valemos de una práctica que seguro les suena a los amantes del baloncesto, el “tiempo muerto”. El objetivo es frenar una situación que se nos está yendo de las manos.

 

En la terapia de pareja recomendamos este ejercicio cuando las discusiones son constantes y tienden a subir de tono. Uno de los dos, hace la señal de la T con las manos, se para inmediatamente el enfrentamiento y el “amonestado” abandona la habitación. Unos minutos para relajarse y tranquilizarse, antes de volver a seguir dialogando.

 

2. La terapia de pareja del 2X1


Tranquilo, que no te vamos a mandar a hacer la compra a un centro con esta oferta. En esta ocasión, el ejercicio va de intentar recordar lo que nos atrae de nuestra pareja. Por eso, te lo aconsejamos especialmente si atravesáis una etapa de dudas y distanciamiento.

 

Las reglas son muy simples, tienes que contestar cada crítica de tu compañero o compañera con dos comentarios positivos sobre algo que ella ha hecho. Sí, como suena, la idea es devolver un reproche con dos elogios. Bueno, eso como mínimo, porque te podemos asegurar que llega un momento que las virtudes de tu pareja se te amontonan y las expresas de 5 en 5 o más.

 

3. ¡Sorpresa, sorpresa!


Ahora tomamos prestado el título de aquel famoso concurso de TV, de la década de los 90. Se trataba de esconder unas cámaras que grabasen la reacción del protagonista al que se sorprendía con algo que deseaba mucho. Aunque nunca lo hayas llegado a ver, no te costará imaginar el buen rollo y la alegría que producían esas sorpresas.

 

Eso es lo que te propone este ejercicio de terapia de pareja. Que le regales un momento de felicidad inesperado a tu compañero. No hace falta invertir dinero, ni hacer nada extravagante. Prepararle su cena preferida, ver juntos esa película que tanto le gusta y que tú siempre te negabas a compartir o relevarle en su turno de sacar a pasear al perro porque le has visto llegar supercansado a casa.

 

4. Terapia para parejas que llevan mucho tiempo juntas


No nos cansamos de insistir en lo peligroso que es dejarnos arrastrar por la rutina. Y, sabemos que no es fácil evitarlo, más con estas agendas tan llenas de actividades de nuestros días. Una rutina que va adormeciendo las relaciones según pasan los años.

 

En estos casos, nada más reconfortante que recordar todo lo compartido, esos mil y un detalles que os han enriquecido y hecho felices juntos. Crear un álbum de recuerdos, con fotos físicas, en el ordenador o incluyendo objetos (entradas de un concierto, las notas de ese examen aprobado…). El formato es lo de menos, lo importante es tomar conciencia de lo vivido.

 

5. Un San Valentín muy personal


Nada más lejos de nuestra intención que hacer publicidad de esta festividad demasiado comercializada. Pero, es tan conocida, que nos sirve de reclamo para este último ejercicio de terapia de pareja. En esta ocasión, nada de presentes materiales. La idea es dedicar un día a comportarte de una forma especialmente amable y cercana con tu pareja. No hay que forzar demasiado, ni hacer nada que no te salga. Basta con ser un poco más atento.

 

Estos 5 ejercicios de terapia de pareja funcionan. Forman parte del enfoque que te proponemos en Pensaments Psicólogos Mallorca, aunque no son los únicos, como puedes comprobar en nuestra consulta en cualquier momento.